Diez años de micros radiofónicos en radio UNAM

Baltazar Domínguez

En 2019 se cumplieron 10 años de la serie radiofónica “El peso exacto de un colibrí”, dos temporadas y casi 700 programas transmitidos. Fue en el 2009 cuando se decidió realizar una serie en Radio unam sobre lo que denominamos “minificciones radiofónicas comentadas”, posteriormente bautizadas como “micros radiofónicos”, por la crítica venezolana Violeta Rojo.

La intención era que en la programación de esta emisora se pudieran escuchar textos breves, con una duración de entre dos y cinco minutos, que le dijeran algo al público. El nombre que se escogió fue tomado, por supuesto, de la definición que hace el autor venezolano Wilfredo Machado sobre los cuentos breves:

“Los cuentos breves deben tener el peso exacto de un colibrí, la velocidad de un halcón y el canto ofuscado de un cuervo. Y al igual que en las fábulas, deben ser capaces de mostrar aquello que, de otra forma, no podría ser visto”, en Poética del humo. Antología personal (2003).

La intención de estos apuntes es explicar cómo se traslada un texto breve a un lenguaje radiofónico, en un espacio donde hemos tenido casi todas las posibilidades que produce la brevedad (Sirenas, Dinocidios, Microquijotes, etcétera). También han participado casi todos los estudiosos de la brevedad, pero de manera destacada Lauro Zavala y Javier Perucho.

Víctor Roura, escritor y periodista cultural mexicano, dice que el papel, el libro, es el espacio natural de la literatura. La radio, agrega, sería el segundo medio óptimo para escuchar, disfrutar, promover la lectura.

Cuando se escoge un texto para transmitirlo por radio, para ser escuchado, tenemos que tener claro que va para un medio muy diferente al papel o la pantalla. En la hoja hay contacto visual, incluso puede ser tocado, regresar una y otra vez.

La mayoría de los escritos son para ser leídos: por sus características tipográficas; por algunas observaciones dentro del mismo o por ciertos énfasis narrativos, son para ser leídos y observados. Así, nos percatamos que algunos textos, minificciones en este caso, no son buenos ejemplos para ser llevados a la radio. Pero hay otros que, como se dice coloquialmente en México, ni mandados a hacer.

Mario Kaplún, en El comunicador popular, señala que “se realizan discursos con frases largas y de construcción compleja olvidando en ocasiones que la radio también es música y sonidos” (1985). Él nos dice que en primer lugar para hacer radio hay que saber conversar usando el lenguaje oral, que tiene características distintas al lenguaje escrito, y así, al escribir un guión, tener en cuenta “la espontaneidad y sencillez de lo hablado”. Es decir, para la realización o producción de una serie, un programa, debemos tener muy presente los elementos del lenguaje radiofónico. 

Para seguir con la importancia de escoger los textos considerando el medio, quiero referirles una anécdota con Marcial Fernández, editor de El libro de los seres no imaginarios. Minibichario (2012), relatos que van acompañados con fotografías de los animales que ahí se describen.

Él me comentó sus dudas sobre que estos microrrelatos pudieran servir para radio si la fotografía no podía ser exhibida. Es decir, debemos pensar siempre en las condiciones o medios donde van a ser hospedados. Al final funcionaron algunos para esta serie no tanto por la fotografía sino por su fuerza narrativa. 

Otro punto importante en la producción de los micros radiofónicos es la adaptación de los textos a las condiciones del medio y al contexto donde se transmiten. En este caso, Radio unam, ubicada en la Ciudad de México. 

Para explicar esto tenemos el caso del texto 30 del libro La sueñera de Ana María Shua, donde se decidió cambiar lo de guía Peuser por la de Guía Roji, pues el último es un concepto que entendemos mucho mejor en México. 

Otro elemento decisivo es la selección de locutores o actores, las voces, de acuerdo con el texto, con la exigencia del personaje que se trate. En el libro La radio, el despertar del gigante, escrito por Francisco de Anda y Ramos (1997); el autor sugiere una clasificación de las voces en función de dos elementos que sirven para distinguirlas y clasificarlas. Coloca al tono en primer lugar, que es el que determina la edad del personaje. En segundo, tenemos la inflexión que radica en el carácter. 

Desde un principio quedó claro que lo que nosotros estábamos produciendo eran minificciones radiofónicas comentadas. Eso significaba que, como parte de las mismas, habría una entrevista que más que explicar el texto nos orientara sobre la brevedad, sobre la ars poética del autor, sobre el género y ubicación del mismo. Además de seleccionar el texto, elegir las voces, también se califican y editan las entrevistas con críticos de toda América Latina y España, con autores e interesados en la minificción o brevedad. 

La parte final, a considerar la más importante, es la ambientación o interpretación sonora de los textos. Para la construcción de los mensajes radiofónicos, la música es el complemento que ayuda a la significación e interpretación de la información que el medio nos brinda. Expertos señalan que ésta cumple esencialmente tres funciones en el lenguaje radiofónico: de contenido, de acompañamiento y ortográfica o de matices. Con música, con silencios, se puede dar otra lectura al texto, se puede hacer una interpretación de una historia, incluso rehacer la historia.

La ambientación radiofónica es una lectura y, como tal, una reescritura. Por la importancia de este último proceso, se ha pedido desde siempre que participe todo el staff de productores en Radio unam. Unas quince personas colaboran cotidianamente. La dirección electrónica donde están alojados los podcast producidos y transmitidos en la serie aquí queda señalada para los lectores: http://www.radiopodcast.unam.mx/podcast/verserie/237

No sabemos si este proyecto es un nuevo género dentro de la minificción, como afirma Lauro Zavala. No creo que nos acerquemos al concepto de la variación que maneja Milan Kundera, en Jacques y su amo. Nuestra intención es más sencilla. Sólo queremos difundir el boom de la minificción o acercar a los radioescuchas a ciertos autores y textos que les provoquen algo.

¡No olvides compartir con tus amigos!
#
Publicación:

ABRAHAM TRUXILLO

·Monólogo de la sardina
·Cangrejo violinista
·Almeja
·Gusano de mar...

ADRIANA AZUCENA RODRÍGUEZ

·Apenas…
·El regalo
·Experto
·Vertical
·Gatibro
·El baúl

ALEJANDRA RODRÍGUEZ MONTELONGO

·Cautivero
·Aguavivas
·QR
·Nota encontrada en el costurero
·Números: el...

ALEJANDRO ARTEAGA

BIBLIOTECA MÍNIMA:
·El misterio de Alphabet City, W. J. Schröder...

Ver más