FAKHRI RATROUT

EL HOMBRE SURREALISTA
Detrás de su almohada,
justo donde se pone la cabeza,
dibujó en la pared el hocico de la pistola. Cada noche agrega una nueva parte.
La noche del crimen,
dibujó una bala con la forma de la no eternidad. Su cabeza vacía está insertada
entre la almohada y los trozos de la eternidad. Un dolor de cabeza crónico,
disuelve una cápsula deceternidad en su vaso, y traga.


EL HOMBRE BESTIA
Si tuviera el cuello de una jirafa,
penetraría en el cielo y vería los pastos dorados.
Si tuviera el trasero de un caballo soportaría el látigo de la vida.
Si tuviera la voz de un gallo,
gritaría con los ángeles y despertaría al mundo.
Si tuviera la fidelidad de un perro,
seguiría la muerte sin ladridos.
Si tuviera la garra de un león,
mataría todo lo que es odio.
Si tuviera los dientes de una ardilla,
quebraría como a una nuez la muerte.
¡Oh, sombra encadenada! ¿cuánto perdiste
de instintos salvajes?
¿Quién me ofrenda el anhelo de un oso en el frío del Polo?
A cambio le doy toda mi humanidad.


EL HOMBRE ENFERMO DE ALZHEIMER
Te olvidas de tu corazón con el llavero encima
de una mesa en el café,
te olvidas de tu pie en tu zapato en el umbral de la casa,
te olvidas de tu boca en los restos de cigarros
en el cenicero,
te olvidas de tu mano con una flor que cortaste
furtivamente de un muro en la ciudad.
Tus ojos desaparecieron en el pecho
de una mujer fugaz en el momento en que se agita.
Te olvidas de tu pecho en las costas de mares falsos.
¡Qué miserables son las ciudades lejanas al mar!
Te olvidas de quitar el polvo de las ciudades
en tus pulmones,
tus oídos viajan con una canción gitana,
luchas detrás de las colinas por unas flores salvajes,
te olvidas de tu comida junto a los perros de la ciudad,
te olvidas de tu ropa con los mendigos de la calle,
te olvidas de tu garganta con los gritos de los vendedores ambulantes,
te olvidas de tu pelo en el viento.
Te devuelves a tu habitación desnudo y desanimado.
¡Oh tonto!
¿Quién te regalará otro cuerpo?
¿Quién te recogerá de nuevo?
¿Quién quedará para olvidar estas cosas después
de tu ausencia?


EL ELEFANTE AZUL
Esta noche extraño muchas cosas:
Que tengo el perfume perdido por una mujer hace mucho tiempo,
que Dios sea mi amigo,
que la tristeza no me ataque,
que sea yo esta tarde,
que no vuelva a pensar qué soy
el infierno de Dios con que castiga al mundo desobediente,
que los locos se duerman en sus celdas en mis adentros,
que nadie se muera al final de la noche,
que el espejo muestre mi rostro falso,
que escuche el silbido de un grillo ,
que mi cerebro no sea la cena del mundo, que el mundo no se desnude frente a mí,
que la luna no mire sangre vertida en la noche, que se duerman mis cortinas asustadas,
que no muera esta tarde,
que el elefante azul no me aplaste.
Y que nadie me pregunte:
¿Qué es el elefante azul?


UN TAXISTA QUE
SE CONVIRTIÓ EN UN DIOS

El incapaz de entenderse,
el atrasado en las horas de este mundo,
el que no hace nada salvo orinar, soñar y morir.
A veces es tan arrogante
que quiere ocupar el lugar de Dios detrás del timón. No recuerda donde leyó alguna vez
un letrero que dice “El taxista se convirtió en un Dios”.


EL VENDEDOR DE BANANAS
¿Y qué pasa si chocamos en los bordes de la otra vida con otro Adán con su nombre plagiado, seducido por una mata de plátano, por ejemplo? Crees que Adán apostó todo en un casino. Después le dieron de patadas y lo sacaron. Todos los intentos para que vuelva quebrado no sirven, tienes que apostar tú también aunque con tu cabeza. ¿Cuántas veces nos dieron de patadas afuera
de los casinos?
¿Y en qué museo exhiben los restos de la manzana mordida por Eva?
Adán
Eva
Manzana mordida
Meteoros
Satanás
Rayos
Maldiciones
Plumas de pájaros
Todo lo que cae del cielo es maravilloso.
Todo lo que crece en la tierra de brotes deformados son espigas desgranadas.
La tierra es una maldición que se ahogó en Adán.
Es una maldición que apuesta.
Bancos desolados y bosquecillos de manzanas. Cada banco por un pecado.
El mapa del universo es globular
Es globular, ¡Navegantes!
El universo es sólo horizontes cansados. Resquebrajados, oscuros, aburridos se contemplan. En los umbrales del primer horizonte
Él nos deseaba y nosotros lo deseábamos.
Y sólo se rompió la camisa del deseo
y la mitad de una manzana podrida.


MARIPOSAS DIBUJADAS EN UNA TELA
El poeta que dirige una tienda de telas, convence a las ancianas que los pájaros dibujados en las telas vuelan en la noche después de cerrar
la tienda.
Y que en la noche, las rosas dispersan sus aromas,
y los pájaros vuelan desde los árboles acostados en las telas,
y las mariposas estampadas en la ropa interior vuelan para buscar un pecho encendido donde morir. Los animales quietos apresados entre
las fibras de algodón salen acompañados de lámparas
humanas.
Los seres humanos estampados en el lino
no envejecen como las momias egipcias envueltas en el mismo lino.
Desde hace diez años, mis clientas son ancianas que confiaron en mí hasta que empecé a creer esto
que cuento.
Fisgoneo desde el agujero de la puerta
a las telas que esparcen sus mundos en la oscuridad. a los seres que saltan sobre las mesas de madera
y combaten con las tijeras
Diez años de estar contemplando
esta pieza de tela llena de mariposas negras
y en vano las persuado a volar.

¡No olvides compartir con tus amigos!

0 Comments

Sorry, No posts.