La opacidad y la corrupción son males que aquejan a México de manera agresiva. Más allá de las estadísticas y los indicadores, ambos problemas han producido una notoria metástasis que, al combinarse con otras falencias de Estado, reducen las áreas de oportunidad que tiene el país en términos de justicia social.

¡No olvides compartir con tus amigos!